Entradas

Mostrando entradas de abril, 2011

Españolizandome

Hoy en día me he dado cuenta que tengo un interés exclusivo por el español,  además de ser el lenguaje que mejor hablo es el único que domino. Algunos elementos tan comunes, pero que pocos saben su nomenclatura, como los sintagmas o mejor aún, aquellas palabras que siempre son escritas de dos formas distintas muy parecidas entre sí, es más, incluso el la morfología del idioma no lo tenemos muy claro siempre, sin embargo nos atrevemos a decir que lo hablamos. 
Ejemplificando un poco, el uso del venimos y vinimos, el significado de consciencia y conciencia, cuando utilizar has y haz, entre una infinidad de ejemplos, podemos decir que desconocemos por completo, o casi, dependiendo la gravedad del individuo.
 El uso de venimos y vinimos radica en el tiempo que se usa, mientras que el primero es en presente el segundo es pasado, y no como la abuela decía. 
Puedo declararme un completo ignorante, aún, en la diferencia entre consciencia y conciencia, ya que ambas están permitidas y aceptadas po…

This post don't need any tittle, because all are very clear.

Ya tiene mucho que no me debrayo. No sé si es a causa de que todo lo he dicho o simplemente no hay más que decir, siendo al final del día lo mismo.
A decir verdad, últimamente me he hecho más tolerante, lo cual pudiera ser bueno, aunque no sé si yo esté feliz con tal transformación, soy menos irreverente y menos intransigente (los voy a extrañar mis dos grandes defectos)
También hay cosas muy buenas en mi vida, el hecho de que esta persona sin más ni más halla aparecido, como suelen aparecer las cosas realmente buenas, y haya desacomodado muchos de los esquemas que tenía arraigados, es mas, puedo decir que son los conceptos más longevos que yo poseía y que más traté de conservar. Pensando un poco no los desacomodó, los rompió, los tiró y los volvió a levantar sobre apenas los restos de los anteriores. ¿Cómo fue? No sé. Es la única respuesta coherente que puedo ofrecer y no analizaré más el tema.
Hoy me mantendré al margen de criticar la insulsa inteligencia humana o la diáfana estupidez …