La Rebelión de los colgados

Sin duda, uno de los cuentos más emblematicos de B. Traven, con una narrativa fluida y mordaz, muestra el panorama de ser indígena, como si se tratase de una carga que se tiene que pagar con sangre y la vida misma. A través de dos perspectivas diferentes, pero claramente con ojos de injusticia, muestra el confluir de los días de dos clases opuestas; finqueros e indios.

Una temática que seguramente no se agota, ni mucho menos pierde vigencia, únicamente se ha enmascarado la forma de explotación y relego de los grupos étnicos en México ( y puedo atreverme a decir que en gran parte de Latinoamerica)

Entrando en la narrativa, se centra en un indio tzotzil que por azares del destino se ve en la necesidad de vender su vida por la de su mujer, aunque ésta no sobreviva. Es llevado a una montería, dónde las torturas y los trabajos forzados no se hacen esperar; en compañía de su hermana y par de hijos, pasará las más amargas situaciones que pudieran acaecerle.

3 extraños comienzan a regar una semillita que en aquellos ayeres (porfiriato) estaba germinándose, un levantamiento contra la dictadura de El Viejo. La información era escasa, ya que se temía un levantamiento general, sin embargo, con la orientación de aquellos 3 hombres la cosa empezó a tomar forma.

La avant-garde la llevaban los mineros, los cuales se caracterizaban, un poco nada más, por su organización, aunque a decir verdad no sé nada de su organización política e ideológica, sin la cual, toda organización está coja y manca, respectivamente.

Cansados de las vejaciones y sojuzgamientos, los indios se dan cuenta de algo sustancial, el empuje que necesitaban y que a su vez es el único que podían tener: No había nada que perder. Su vida tenía mucho que ya no les pertenecía y la única forma de salir de ahí era muertos.

Uno tras otro fueron sublevándose, la chispa estaba dada y todos eran pólvora, el tiempo se encargó de juntarlos y hacer la explosión de hartazgo, inician. Uno a uno de los finqueros y sus secuaces fueron cayendo, no pudiendo mitigar el movimiento de los inconformes.


...Y así empieza un foco de la revolución en el noroeste del país, por ahí de la Selva Lacandona. ¿la consigna? "¡ Tierra y libertad !"

Comentarios

Entradas populares de este blog

Análisis de conexiones TIME_WAIT

Agregar un usuario a un grupo secundario

Desencriptar passwords AES y DES en WebLogic 10