Un pequeño periplo

Por fin se nos hizo dar la vuelta al centro de la república, haciendo un ejercicio de observación de las formas de vida de distintas regiones. Si bien la muestra no fue tan amplia, me da una idea de como es que van atemperandose las relaciones de producción. 

Se me hace difícil que una región viva únicamente de turismo, ya que éste es tan volátil como si del alcohol al intemperie se tratase. Todo el turismo es temporal, así que se debe tener actividades productivas alternas, como la siembra de maíz, linaza o avena. Me refiero a San Miguel, Allende ya que ahí no pude observar más que hoteles y guías de turistas con problemas monetarios.

San Miguel Allende es muestra de los más vergonzoso que puede haber en nuestra república, y más como cuna de la primer lucha de independencia. Me refiero a que la gran población de la zona es gringa y canadiense, la de a pié es la nacional, es decir, acaudalados extranjeros vinieron como sanguijuelas a saquear el patrimonio de la nación y se los vendimos, no sé a qué precio, pero ese detalle es el último que nos importa. Hace unas fechas, el vanagloriado, por decirlo de una forma irónica, de Felipe Calderon fue a la inauguración de un hotel de lujo, proveniente de extranjeros, para variar. Los nacionales se conforman con describir las calles y los sucecos históricos que dieron vida a aquellas lejanías, así como los precios de cada casa y los filmes épicos que tuvieron locación dentro de sus empredradas calles.

Sin duda, es una pueblo que tiene todas las monadas de la colonia, y hacen gran esfuerzo por así conservarlas, sin embargo, es un precio muy alto el que se tiene que pagar. Inclusive, es posible admirar gringos vendiendo artesanías mexicanas, como si de una dimensión en paralelo de tratara, así de increíble pudiera verse.

La ciudad de León, sin duda más sobria y hecha para los negocios de mercancías y de la Fé, teniendo casi una iglesia por calle, es posible darse una idea de porque Guanajuato es uno de los estados más mochos del país.

Lo bueno es que ya pude conocer más estadios de futbol que hace dos semanas, y aunque los pasamos por fuera, la impresión se queda.

Lo malo de organizar todas las salidas para los chilangos el mismo fin de semana es mortal, debido a que infectan las demás regiones que quizá pudieran llamarse tranquilas y hacen imposible las visitas casia  cualquier lugar turístico o semiturístico.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Análisis de conexiones TIME_WAIT

Agregar un usuario a un grupo secundario

Desencriptar passwords AES y DES en WebLogic 10