¿Andrés Manuel es una verdadera opción? I


Dentro del discurso Obradorista se haya fuertemente marcado el hecho de la utilización de recursos naturales como motor económico, político y social; sin políticas neoliberales y entreguistas a capitales extranjeros y nacionales. Los recursos naturales son de y para los mexicanos.

Durante el sexenio Calderonista y su intento de privatización de la industria petrolera, AMLO se proclamo totalmente en desacuerdo dando paso a la sieguiente cuestión ¿Por qué si contamos con este recurso estratégico (el petróleo), que pocas naciones poseen y que es motor de la economía mundial, los gobiernos neoliberales en vez de convertir a México en una potencia energética, han dejado de invertir en exploración, en refinación, en petroquímica, en investigación y desarrollo tecnológico, y nuestro país se ha convertido en exportador de crudo e importador de productos con mayor valor agregado?

La respuesta es clara, porque a los funcionarios sólo les interesa la acumulación de verdes ante el bienestar nacional, atrayendo las desgracias y pasando incluso sobre su propia madre si así fuese necesario.

Movimiento Nacional en Defensa del Petróleo

En 2008 cuando la iniciativa de privatización Calderonista hacia un esfuerzo por llevar a cabo el oprobioso acto, Andrés Manuel definió un plan de acción que constaba de dos fases básicamente.

Primera fase. La continua reunión de comités y brigadas en plazas, universidades, colonias, barrios, etcétera, haciendo de ésto una convocatoría abierta y pública.

Segunda fase. Es un poco más extensa y su puesta en marcha se haría en el Congreso de la Unión, a través de la amplia manifestación de los Grupos Parlamentarios e integrantes del Frente Amplio Progresista. Paralelo a ello, la instalación de cercos ciudadanos en la Cámara de Senadores y la Cámara de Diputados, cercos estatales y locales, es decir, a todos niveles.

En caso de que dicho intento por la privatización de PEMEX, se cercarían aeropuertos, instalaciones administrativas de petroleras y financieras, carreteras y un paro nacional, haciendo abierto el descontento generalizado de la población.

Andrés Manuel nos da algunas cifras poco alentadoras sobre las acciones de los pasados gobiernos. La privatización de más de 1000 empresas públicas de 1938 a 2008, sabiendo que fue por precios risibles ante la rentabilidad que posteriormente (y en ese momento) rindieron; entre las más destacadas Teléfonos de México, Ferrocarriles Nacionales, la industria minera y líneas aéreas, Televisoras como TV Azteca y el 35% de la industria eléctrica, derivando en monopolios y cuando mucho, duopolios. Está de sobra decir que ni un ápice a mejorado la vida de la mayoría de los mexicanos (el salario mínimo se halla por los suelos y la deuda pública es tragada por los voraces intereses), sólo de aquellos que se vieron directamente beneficiados, como Slim o Salinas Pliego.

Hablando de PEMEX y petroleo, cabe señalar que el costo de producción contra el de venta es dísimil. Por un lado, el costo de extracción no es mayor a los 5 dólares, mientras que la venta es alrededor de 80 dólares, situación que coloca a PEMEX en una de las empresas más rentables del país, siendo también poderosa en el extranjero por los flujos de dinero que genera. No se diga los impuestos, siendo cercanos al 40% del presupuesto federal, y así Calderon se atreve a decir que no es una empresa rentable.

Andrés Manuel propone la refinación del petroleo en el país, adquisición de nueva tecnología, la erradicación de las prestaciones tan elevadas de los altos y medios mandos de PEMEX y su inversión a otros rubros sociales, como la salud y educación.

Otra línea, un poco menos sonada, es la exigencia, por parte de Andrés Manuel, de los presos políticos de Atenco y la reprobación absoluta del allanamiento  de domicilios.

Anteposición de la dignidad y el cooperativismo antes que el dinero.

Andrés Manuel en su discurso hace hincapié en lo importante que es limpiar, y de ser necesario eliminar y reconstruir, las instituciones, como la policia, la industria energética, minera y eléctrica, para un bien social. El foco es la clase baja y clase media. Lo acusan de "populismo", sin embargo, preferible que sea populista a un clasista que sólo le importe hacer negocios jugosos con inversionistas del país que sea, nacionales o extranjeros son igual de nefastos.

Buscaron por muchos medios plantarle hechos de corrupción, no comprobando uno sólo; han tratado de desgastar su imagen y presentarlo como un peligro para México y procurando salga de las pantallas de la televisión. 

Los Hechos.

Los hechos son más importantes que cualquier discurso político, y en general.

Por último, dejo un video que no es propaganda Obradorista, sino es un recuento de la historia económica y política, así como la afectación en el campo social, de aquellos funcionarios públicos en su momento.





Bibliografía:

"Los suspirantes 2012", Jorge Zepeda Patterson.
"Rumbo proletario", 2008.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Análisis de conexiones TIME_WAIT

Agregar un usuario a un grupo secundario

Pluging de HAProxy para Collectd.