Comunicación entre terminales

En el mundo de GNU/Linux, las funciones de los distintos comandos y complementos son ofertados de manera individual, la mayoría de las veces. El poder de este sistema operativo no radica en su construcción primera, mas bien, en el multiproposito y la flexibilidad con la que podemos armar nuestro sistema.

Hay legados que son imposibles de negar, y mucho menos, de sustituir. En el mundo del Software Libre, se utiliza el término alternativa, que no es meramente retórico, sino mas bien, se recarga en el acoplamiento de los componentes nuevos y viejos, o que simplemente "hacen lo mismo".


Entrando de lleno al tema, para muchos el uso de nc, o netcat, es indispensable para sus tareas administrativas. Esta utilería está llena de opciones y funciones, sin embargo, yo presentaré quizá la más simple de todas.

Cuando deseamos validar reglas de firewall o aperturas de puerto, podemos utilizar en dos vías nc. En el servidor ejecutamos:

$ nc -l -p 1234
Estas opciones dictan:

-l En modo de escucha, queda el socket abierto en espera de recibir conexiones.

-p Especifica el puerto de escucha. 








Ahora, en el cliente ejecutamos un (inseguro) telnet. Escribimos lo que deseamos y verificamos que la salida llegue a nuestro servidor remoto.







La menor utilidad es un chat entre administradores. De las funciones más útiles que le veo es poder ejecutar comandos remotos, dejando como puerta trasera la escucha. No significa que sea un arma hacker, simplemente es una opción en tiempos de urgencia.

Ustedes busquen otros usos, ya que como dije, las herramientas GNU/Linux son demasiado flexibles.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Análisis de conexiones TIME_WAIT

Agregar un usuario a un grupo secundario

Desencriptar passwords AES y DES en WebLogic 10