Muertos incómodos


Una novela policiaca a cuatro manos entre el conspicuo luchador social zapatista "El sup" y Paco Ignacio Taibo II. Hecha sin duda con letras del peor ánimo posible, como quien dice, un humor ácido y en una cruenta realidad, dónde lo absurdo es el móvil de cada día, tristemente. Muchos guiños por parte de cada par de manos, sacando aquellos momentos incómodos de los políticos en turno, parodiando la cantidad de pendejadas que son capaces de hacer por dinero, y las tropelías hacia el pueblo, sea quien sea.

Habla de dos personas dedicadas a investigar a los malos y al mal, ambos en regiones distintas aunque convergen en un punto, el caso Morales. Pasando por una serie de misterios que tienen que hilar para poder llegar a una conclusión. O muchas conclusiones, ya que las cosas que pensaban no son, y las que sí son, pues ya fueron, si de por sí.

Se tocan temas verídicos como la brigada blanca, la forma tan común de matar a los activistas políticos, ley fuga, negocios sucios y todas aquellas marañas que se hacen desde la clase política confabuladas con la clase burguesa (¿no es la misma?).

Marcos por su lado, deja muy claro el mensaje de "un mundo con muchos mundos" abordando temas de tolerancia hacia las diferencias de pensamiento, orientación sexual, color de piel, etcétera. No pierde el tiempo para hablar sobre el EZLN y su forma de organización, tratando de darnos una mirada de justicia y de trabajo que se han llevado durante todos estos años. Se burla constantemente de Zedillo y sobre todo de él mismo "como su chamba" es quejarse del mal gobierno.

Taibo II con un estilo tan fuera de formalismos y tan típico del chilango, hace una descripción detallada del México de los 60's-70's, usando su mítico detective Héctor Belascoarán Shyne, un izquierdista de centro, pero radical en muchas de sus posiciones de trasfondo, haciendo una gran escala en los años 2000. Un detective aquejado por la soledad y el insomnio, fumador compulsivo y sin muebles.

Ambos, el comisionado del EZLN, Elías Contreras, un finado; y este detective privado, Héctor Belascoarán, darán soluciones a dos casos distintos que parecían ser el mismo con ayuda de sus informantes de cada uno.

La Magdalena, un personaje tan peculiar, un gay de prostituto, con apariencia de mujer, adoptado por Elías y muerto en una misión de captura de un "tal Morales"

La izquierda y la derecha no tardan en relucir, hablando como si en estas dos categorías se dividiera el ser humano, y es sin duda, una de las muchas que existen. Siendo claros en una sola cosa: La derecha ha sabido organizarse nuevamente, con tropiezos sí,pero al final los intereses los hacen jalar para el mismo lado; la izquierda tiene un enemigo peor que la derecha, y ultra derecha; la misma izquierda, las escisiones políticas e ideológicas que son el pan de cada día en esos menesteres  como Sendero luminoso es un claro ejemplo.

A continuación anexo la liga dónde puede descargarse el escrito de estas dos personas, las cuales merecen mi admiración.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Análisis de conexiones TIME_WAIT

Agregar un usuario a un grupo secundario

Desencriptar passwords AES y DES en WebLogic 10